Caries - cesarrivera.cl, Blog Dental de Chile

Actualizada el Lunes 10 de Mayo de 2010

La principal causa de pérdida de dientes en adultos y personas mayores se debe a la Caries. La caries es un proceso (más que una enfermedad propiamente tal), que corresponde a una acción normal de microorganismos que tenemos de manera natural viviendo en nuestra boca, los cuales estimulados por todo el azúcar que consumimos, transforman estos azúcares en ácidos, los que desmineralizan (sacan minerales) del diente.

|| Comparte esta publicación: http://bit.ly/lacaries

Este proceso de desmineralización es natural, se desarrolla todos los días de nuestra vida, desde que tenemos dientes y es compensado por los minerales de la saliva, fenómeno que recibe el nombre de remineralización.

La Ruptura del Equilibrio.

El problema surge cuando se rompe el equilibrio (homeostasis), o sea los procesos dañinos sobrepasan a los mecanismos protectores, lo que ocurre cuando nuestra dieta no es normal y el consumo de azúcares es frecuente. Esto ocasiona que nuestros dientes estén en desmineralización :( más que en remineralización :), lo que provoca a largo plazo pérdida de zonas del diente de manera visible al ojo humano, lo que se conoce como Caries, que es más bien una Lesión de Caries, un resultado macroscópico de la ruptura del equilibrio.

Conozcamos a los protagonistas del proceso:

La Placa Dental, una “comunidad microbiana”. Alrededor y sobre de nuestros dientes y encías, existe un ecosistema microbiano estructual y funcionalmente organizado, conformado por diferentes microorganismos y especies, lo que se conoce como biofilm. Así se encuentra la placa dental en nuestra boca. En condiciones de salud, la placa se mantiene relativamente estable en el tiempo, en un equilibrio microbiano. En los sitios enfermos, las especies predominantes son diferentes a las que se encuentran en los sitios sanos. En la lesión de caries, hay un desplazamiento hacia la dominancia de esta comunidad, por especies bacterianas productoras de ácidos y tolerantes al ácido, como los estreptococos mutans y los lactobacilos. Bajo ciertas condiciones, como el consumo frecuente de azúcar, medio bucal ácido (producto de los ácidos bacterianos), disminución del flujo de saliva, entre otras, las bacterias productoras de caries o “bacterias cariogénicas” aumentan su crecimiento en la placa dental y sobrepasan a los microorganismos relacionados con la salud.

Es como si como un curso cualquiera de una escuela. Tenemos niños buenos y unos pocos malulos, esto es lo normal. Pero de repente algo pasó que son más niños malos que buenos, esto hace que ese curso sea de alto riesgo, es lo mismo con la placa, las bacterias no se pueden eliminar de nuestra boca, eso es imposible, por lo que se debe tomar a la caries como una enfermedad bacteriana. Lo que podemos hacer es tratar de mantener a los niños malos controlados.

Consumo de Azúcar. Las personas con una alta ingesta de azúcar, ya sea medida en número de veces (frecuencia, tiempo de exposición de las bacterias al azúcar) o cantidad, tienen por lo general mayores niveles de bacterias cariogénicas que las personas que tienen bajos niveles de consumo. Controlar el consumo de azúcar sigue siendo parte de la prevención de la caries, sobre todo en personas que no tienen acceso al flúor.

La Saliva. Un gran número de funciones, mediadas por los componentes de la saliva protegen de las lesiones de caries. La más importante de estas funciones está el de “extinguir” y neutralizar los efectos de la desmineralización producida por los ácidos bacterianos, lo que se conoce como capacidad tampón o buffer de la saliva, que en palabras simples significa que la saliva convierte un medio ácido (que ayuda a perder minerales) en uno no ácido. Luego de esta neutralización, la saliva que es rica (saturada) en minerales, y ayudada por unas enzimas que ella contiene, puede remineralizar los dientes.

La saliva tiene también moléculas que actúan como defensa contra las bacterias productoras de lesiones de caries. Entre éstas destacan los anticuerpos.

Cuando, por alguna razón, hay una baja producción de saliva, fenómeno conocido como hiposalivación, la caries es una consecuencia muy frecuente.

El nivel socioeconómico, un estatus bajo, también puede jugar un rol en el proceso de la Caries, sobre todo en niños menores de 12 años de edad.

El resultado final de caries, Sí o No, es un fenómeno complejo que implica factores internos de defensa, la forma de la superficie del diente, la salud general y el estado nutricional y hormonal, y una serie de factores externos, como la dieta, la placa dental y su componente microbiano, la higiene oral y la disponibilidad de flúor.

La Caries como proceso dinámico - La actividad cariosa a nivel histopatológico no se puede prevenir - Se puede inclinar la ballanza a la remineralización - CESARRIVERA.cl

La Lesión de Caries. Los signos (lo que se ve) y los síntomas (lo que se siente). Cómo saber si tenemos lesión de caries.

a) La Lesión de Caries temprana puede no presentar síntomas.
b) La Lesión de Caries se inicia por una pequeña mancha de esmalte desmineralizado en la superficie del diente, frecuentemente oculta en las fosas y fisuras (en las caras que muerden) o entre los dientes (caras interproximales).

c) Cuando el deterioro es más avanzado, los dientes pueden ser sensibles a alimentos dulces, fríos, o a altas temperaturas.
d) Más tarde, cuando la caries ha avanzado hasta la pulpa, el dolor y la inflamación dentro del diente, será una señal clara del daño, es posible la necesidad de tratamiento de conductos.

La Caries, la actividad cariogénica no se puede prevenir, siempre va a existir, aunque no la vemos. Al ser la caries un proceso lento, la ruptura del equilibrio entre la pérdida de minerales y la remineralización, o sea el triunfo de la desmineralización, puede ser reversible. Podemos ayudar a la saliva, exponiendo nuestra boca al flúor que aumenta la remineralización (pastas de dientes fluoradas, enjuagues con flúor, aplicación de flúor por los dentistas en la consulta odontológica), modificar nuestros hábitos alimenticios (disminuir la frecuencia y cantidad de azúcar), disminuir las superficies que pueden sufrir lesiones se caries (proteger nuestros dientes con sellantes aplicados por los dentistas), realizar una correcta técnica de higiene con cepillo de dientes y seda/hilo dental.

Debes asistir regularmente al dentista. Somos nosotros los llamados a identificar cómo controlar puntos críticos del proceso, lo que nos lleva a seleccionar estrategias adecuadas para la prevención, que se adaptarán a las distintas necesidades de cada paciente. De esta manera los dentistas no sólo trataremos el resultado final del proceso de Caries (restauraciones, conocidas popularmente como “tapaduras”), sino que también intentaremos identificar e interferir los factores que si se dejan sin cambios, conducirán inevitablemente a un paciente enfermo más, que engrosará la estadística de personas con Lesiones de Caries, lo que es perfectamente evitable.

Referencias Bibliográficas:

  • Caufield PW, Dasanayake AP, Li Y, Pan Y, Hsu J, Hardin JM. Natural history of Streptococcus sanguinis in the oral cavity of infants: evidence for a discrete window of infectivity. Infect Immun. 2000 Jul;68(7):4018-23.
  • Marsh PD. Dental plaque as a biofilm and a microbial community – implications for health and disease. BMC Oral Health. 2006 Jun 15;6 Suppl 1:S14.
  • Burt BA, Pai S. Sugar consumption and caries risk: a systematic review. J Dent Educ. 2001 Oct;65(10):1017-23.
  • Lenander-Lumikari M, Loimaranta V. Saliva and dental caries. Adv Dent Res. 2000 Dec;14:40-7.
  • Reisine ST, Psoter W. Socioeconomic status and selected behavioral determinants as risk factors for dental caries. J Dent Educ. 2001 Oct;65(10):1009-16.

Espero que te sirva esta información, ya sabes cómo y por qué se producen las caries. Es tu elección ser un cómplice del proceso!