ir_sealant

Por más que los cirujanos dentistas nos esmeremos en realizar rehabilitaciones estéticas y funcionales, nada será igual a tener nuestros dientes intactos, o como le digo a veces a los pacientitos, los niños, nada mejor que lo que “diocito” nos dio, lo demás muchas veces es artificial y con fecha de vencimiento.

Dentro de la prevención en odontología, además de realizar correctas instrucciones de higiene, hablar sobre alimentación saludable y realizar fluoraciones, los odontólogos con los sellantes de fosas y fisuras, una alternativa excelente para prevenir daños futuros.

Los dientes se cubren de manera constante con una película pegajosa de bacterias llamada placa dental. Cuando comemos o bebemos cualquier cosa que contenga azúcar o almidón –como la leche, pan, galletas, dulces, bebidas (gaseosas), jugos, frutas y muchos otros alimentos—las bacterias convierten el azúcar y el almidón en ácidos que atacan el esmalte de los dientes. Estos ataques repetidos de los ácidos pueden con el tiempo producir caries.

Placa Dental - Blog Odontológico de Chile - Dr. Rivera

Las bacterias de la placa causan enfermedades de dientes y encías.

Uno de los sitios donde más comúnmente se desarrollan las caries es en las superficies masticatorias, llamadas caras oclusales (las que muerden) de los dientes posteriores, llamados premolares y molares. Cuando uno se pasa la lengua por las superficies oclusales de los dientes posteriores, puede notar las depresiones y los surcos. Estas hendiduras, llamadas fosas y fisuras, ayudan a moler los alimentos.

Cepillarse y limpiarse entre los dientes con hilo dental y cepillo interdental diariamente ayudan a remover las partículas de alimentos y las bacterias de las superficies lisas del esmalte de los dientes. Sin embargo, las fosas y fisuras son difíciles de limpiar porque los filamentos del cepillo de dientes no pueden llegar hasta el fondo de los surcos microscópicos para remover las bacterias de la placa y las diminutas partículas de alimentos.

Como las fosas y fisuras son difíciles de limpiar, el Cirujano Dentista te puede recomendar los sellantes o selladores dentales. El sellante dental es un material plástico que se aplica a la superficie oclusal (la cara que muerde)de un diente posterior, actúa como una barrera física, protegiendo el esmalte contra la placa y los ácidos.

Dr. Rivera - Sellante Dental

Los sellantes se han usado de manera eficaz por muchos años. Es una técnica de prevención ampliamente extendida en la odontología actual. Pueden beneficiar a niños y adultos. Las probabilidades de desarrollar caries dentales en las superficies masticatorias comienzan temprano en la vida, así que los niños y adolescentes son candidatos para aplicarse sellantes. Los adultos también se pueden beneficiar de los sellantes porque siempre podemos desarrollar caries. Los sellantes protegen las áreas vulnerables, así si las bacterias no tienen superficies para esconderse, no podrán liberar sus ácidos.

Los sellantes de fosas y fisuras, han demostrado ser eficaces no sólo en proteger los dientes de la caries antes de que éstas comiencen, sino también deteniendo su progreso en las fases más tempranas.

Cómo los dentistas aplicamos los sellantes

El procedimiento es sencillo y rápido, sin molestias (no duele). Primero los dientes se limpian minuciosamente y se acondicionan con un gel ácido de color azul, que tiene un sabor parecido al jugo de limón. Entonces se aplica el sellante en la superficie masticatoria. Se puede fotocurar (endurecer) con una luz especial, azul (lámpara de fotocurado).

Cuándo se deben aplicar los sellantes

Se pueden aplicar tan pronto como al niño le erupcionan (salen) sus primeros molares (muelas), antes de que la placa dental pueda dañarlas. Las primeros molares permanentes, llamadas “molares de los 6 años”, salen entre los 5 y 7 años de edad, son los dientes más importantes de la boca, ideal es sellarlos. Las segundos molares permanentes, “los molares de los 12 años”, salen cuando el niño tiene entre 11 y 14 años de edad son candidados a ser sellados. Los otros dientes que tienen fosas y fisuras (premolares), también pueden necesitar sellantes, incluso dientes temporales, llamados popularmente “dientes de leche” que luego caerán, pero que al estar sellados no sufrirán daño y asegurarán el espacio para los dientes definitivos.

Todos podemos recibir sellantes, según el criterio del Cirujano Dentista y sus principales indicaciones son:

  • Dientes recién erupcionados con fosas y fisuras profundas, y clínicamente libres de caries.
    Molares temporales (“de leche”) sanos en pacientes con alto riesgo de caries.
    Defectos estructurales de los dientes, lo que puede ayudar a retener placa dental.
    Surcos y fisuras de molares.
    Dientes anteriores con surcos y fisuras profundas en palatino (la cara del diente que mira al paladar).
    Pacientes que presentan dificultades motoras para cepillarse los dientes.
    Adultos que estén en un tratamiento médico que conlleva una disminución del flujo salival (cantidad de saliva).

Mientras el sellante esté en óptimas condiciones, la superficie masticatoria del diente estará protegida contra las caries. Los sellantes, que resisten muy bien bajo las increíbles fuerzas de la masticación, normalmente duran varios años antes de que haya que reaplicarlos, de igual manera es necesario su monitoreo constante para que éstos cumplan con su función. La eficacia de un sellante está asociada a su completa retención, que según estudios se aproxima al 92% luego del primer año, y de un 28% a los 15 años. El Cirujano Dentista es quien chequea su condición durante las visitas regulares.

Y como comentario final, los sellantes son mucho más baratos que restaurar caries, te invito a consultar por esta opción.